Domingo, 27 Septiembre 2020

logo para cedet

Nuevas formas de esclavitud

POLÍTICA

  • La nueva esclavitud de los afroperuanos: condiciones laborales y autoexplotación

    La nueva esclavitud de los afroperuanos: condiciones laborales y autoexplotación

    Sergio Martín Quispe Contreras (Perú). “El cambio no solo es posible, es inevitable” Anónimo  Los y las afroperuanas han sido una pieza clave en el funcionamiento de la economía peruana desde tiempos de la colonia, desde su llegada al entonces virreinato más grande del continente recién conquistado. Por lo tanto, no se puede explicar la riqueza productiva de las haciendas costeñas peruanas sin el trabajo forzoso de los hombres y mujeres esclavizados, provenientes de la costa occidental africana. La manumisión de la esclavitud en 1854 fue el primer paso para considerar a este grupo sociohistórico como seres humanos, condición que

    Read More
  • La nueva esclavitud Yapatera: comunidad afroperuana frente a los abusos de las empresas agroindustriales

    La nueva esclavitud Yapatera: comunidad afroperuana frente a los abusos de las empresas agroindustriales

    Por Shessira Edita Barranzuela Carrasco (Perú). Con el paso del tiempo, las comunidades afroperuanas nos hemos visto obligadas a lidiar con abusos de toda índole, en este caso me centraré en las formas extremas de explotación que nos sometemos la mayor parte de los pobladores de Yapatera en las empresas agroindustriales, por razones injustas de exclusión, desempleo, racismo, discriminación y falta de oportunidades. Yapatera se ubica a cinco kilómetros del distrito de Chulucanas, Provincia de Morropón, departamento de Piura. Somos descendientes de personas que fueron esclavizadas, de origen malgache, angola y mozambique. En 1884, según archivos y documentos consultados, Chulucanas

    Read More
  • Agricultura y explotación

    Agricultura y explotación

    Por Segundo Agustín Huertas Montalbán (Perú). La agricultura es una de las actividades económicas más antiguas, tiene un orden de importancia tan grande que muchos han llegado a sostener que “si el campo no produce, la ciudad no come”, sin embargo el campesino que no tiene tierra seguirá por siempre trabajando en calidad de peón, con un salario de treinta y cinco soles por una jornada de seis horas durante el día, iniciando la labor desde las siete de la mañana y culminando a la una de la tarde.  Como quiera que en Morropón distrito no hay acueductos ni represas para

    Read More
  • Anotaciones preliminares sobre la Covid-19 y la población afrodescendiente en Colombia

    Anotaciones preliminares sobre la Covid-19 y la población afrodescendiente en Colombia

    Por Oscar Jehiny Larrahondo Ramos (Colombia) y Carlos Augusto Viáfara López (Colombia). Introducción Desde enero, cuando se conocieron los primeros casos de la Covid-19 en Wuhan (China), hasta su llegada a América Latina en marzo, nuestra región se comportaba como espectador, un tanto incrédulo, de lo que se inició como una epidemia localizada y creció rápidamente hasta convertirse en pandemia. Con la aparición de los primeros casos, no se mostraron respuestas institucionales sólidas para contrarrestar lo que hoy es un tema prioritario en las agendas nacionales; América Latina pasó de ser un convidado de piedra a ser el epicentro mundial de la

    Read More
  • Todas as vidas importam ou é só uma tendência falar sobre isso?

    Todas as vidas importam ou é só uma tendência falar sobre isso?

    Todas las vidas importan o es solo una tendencia hablar de ello Por Danielle Almeida (Brasil). Artivista antirracista y por la vida de las mujeres, Master en Ciencias de la Educación (Universidad de Monterrey /México) y especializada en Historia de África y de los Afro-brasileños (Universidad Federal de Minas Gerais e Casa das Áfricas), licenciada en Canto por la Universidad Federal de Pelotas. Há quase cinco meses, a morte que descansava discreta entre as roupas e sapatos de grife começou a derrubar copos, bater portas, assoviar no fundo das consciências. Em razão do Covid-19, minuto a minuto, os meios de comunicação

    Read More
  • Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición

    Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición

    22.08.2009 - Santo Domingo - espacinsular.org La UNESCO confía en que con el Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición, el mundo pueda “conciliar el deber de recordar ciertos hechos del pasado y su obligación de situarlos en su justa perspectiva histórica”. En un mensaje con motivo de la conmemoración, este domingo, el director general del organismo, Koïchiro Matsuura, dijo que la diversidad de las memorias es una exigencia democrática que debe responder a la demanda social e ir acompañada de la búsqueda de referencias comunes. “Podemos lograrlo mediante una educación de calidad y pluridisciplinaria, que incorpore

    Read More
  • 1

Visibilizar: Estado y ciudadanía

0
0
0
s2sdefault

Evelyne Laurent-Perrault (Venezuela).

Evelyne Laurent PerraultEn principio la conceptualización filosófica e ideológica del Estado incluye el concepto de la ciudadanía. Dentro de este marco, el Estado tiene la obligación de proveer y hacer accesible los recursos que satisfagan las necesidades básicas de todos sus ciudadanos a las cuales todos tienen derecho. Las demandas por el reconocimiento de los derechos humanos han ido incorporando el concepto de equidad como la vía hacia la inclusión de todos. Un buen sistema educativo, una vivienda digna, salud, justicia, así como el derecho de mantener las culturas, entre otros, representan algunos derechos de los ciudadanos. Por su parte los ciudadanos a cambio se comprometen con el Estado, a través de sus responsabilidades, de velar por dicha ciudadanía. Un ejemplo lo constituye la expectativa de que el ciudadano mantendrá una conducta correcta y adecuada, fuera de la ilegalidad y la criminalidad. De lo contrario tendrá que enfrentar a la justicia.

¿Cómo se asegura el Estado de que sus proyectos incluyen a todos sus habitantes y que todos tienen acceso a la ciudadanía? Una de las herramientas básicas constituye el censo nacional. El censo en principio establece las condiciones de las comunidades, los servicios que obtienen y la infraestructura necesaria para que puedan no solo tener acceso a sus derechos, sino que también puedan ejercer su responsabilidad ciudadana de la manera más práctica y eficaz. Si bien es cierto que la sola cuantificación debería bastar para establecer una repartición equitativa de los recursos del Estado, los procesos históricos y sus dinámicas de poder han mostrado la necesidad de considerar las aristas y los ejes que han contextualizado la exclusión.

En el caso particular de las comunidades afrodescendientes es importante señalar que, si bien es cierto que algunos de los primeros africanos llegaron al continente americano por su voluntad, acompañando a los primeros conquistadores, el 99 % de los restantes llegaron encadenados, violados, humillados y cargando las cicatrices del carimbo. Todos estos procesos que buscaban convertirlos en mercancías sumisas. Cabe señalar cómo el proyecto colonial decidió establecer una república de españoles y otra república de indios, pero nunca consideró la posibilidad de establecer una república de africanos. Por el contrario, las normativas ibérica-coloniales establecieron que los africanos estaban destinados a permanecer dependientes de sus señores y dueños, inclusive si lograban los papeles de libertad. Obviamente, esto solo cabía en la estrecha imaginación del español perezoso, para quien el trabajo manual era considerado una deshonra.

El proceso colonial se inventó un lenguaje que le permitiera creer en la tal dependencia y así perpetuar tal dinámica de poder. La historia ha revelado que lejos de tal fantasía, tanto los africanos como sus descendientes nunca dejaron de negociar, resistir y escapar de las condiciones de esclavitud y discriminación colonial. Las autoridades en general no estaban capacitadas para entender la trascendencia ideológica que planteaban estos actores sociales y con frecuencia los ignoraron u obviaron. Estas percepciones no desaparecieron con la independencia. Cuando San Martín y Bolívar proclamaron la supuesta ciudadanía de los “indios”, borraron la presencia de las poblaciones negras/afrodescendientes tanto en el Perú, como en el resto de América Latina. Peor aún, ignoraron las demandas legales de libertad y derechos de sus propios africanos y sus descendientes, relegando y representando a dichos grupos como seguidores de los héroes y no como cocreadores de las ideas de libertad, derechos y ciudadanía.

Entonces, la abolición de la esclavitud representaba para muchos la pérdida del control sobre estos grupos considerados como ignorantes, e ineptos, a pesar de que estos habían trabajado en la región por más de trescientos años, dando suficientes pruebas de su capacidad de trabajo, y de su visón política e intelectual. Y es así como las autoridades durante una gran parte del siglo XIX soñaron y deliberaron entre los anhelos blanqueadores que traería la inmigración europea, el mestizaje, que conllevaría a la desaparición de África en la región, mientras trataba de disuadir y manipular las incesantes negociaciones de las y los esclavizados quienes no cesaron de alcanzar no solo su libertad, sino también el reconocimiento de su dignidad. Las autoridades todavía incapaces de entender las propuestas políticas de “los negros” cedieron, a duras penas, ante las demandas libertarias que para la mitad siglo XIX ya habían exacerbado el costo de la esclavitud (con excepción de Cuba, Puerto Rico y Brasil).

Había que callar más aún dicho logro y mantener la falacia de que un benévolo presidente les había otorgado la libertad, sin reconocer que ellos habían sido los que la habían forjado. El poder mantuvo el lenguaje de la discapacidad inherente del “pobre negro”, en vías de extinción y ausentes de las narrativas que celebrarían la nación, la patria. El carimbo del mestizaje marcó los currículums de estudios y con ello matizaron la exclusión y hasta el momento se sigue enseñando en la escuela, como mecanismo de desarticulación de las demandas políticas afrodescendientes. Pretendieron que creyéramos que solo el sur de los Estados Unidos o el de Sudáfrica representaban exclusión. Entendemos que la exclusión es compleja y no necesita de manifestaciones abiertas de odio. Si bien es cierto que la exclusión y sobre todo la pobreza del continente la experimentan mujeres, hombres y niños de todas las etnicidades, sabemos que estas pandemias sociales prevalecen en las comunidades negras/afrodescendientes.

El reto mayor del siglo XXI representa establecer políticas equitativas que conduzcan a sociedades saludables. Para ello, se hace imperativo reconocer cuantitativamente y cualitativamente a los grupos históricamente excluidos. Es imperativo que los censos nacionales en Latinoamérica sigan incluyendo categorías étnico-raciales, geográficas, laborales, etc, que permitan desenmarañar la cartografía racializadora de la exclusión y visibilicen a las comunidades afrodescendientes. Ojo, pero este proceso solo representa un primer paso hacia una ciudadanía inclusiva de la afrodescendencia. Los resultados de dichos censos, generarán los indicadores necesarios para la planificación adecuada, pero sobre todo se espera que dichos resultados faciliten una conversación abierta y sin miedos, que permita desarticular las secuelas de los procesos históricos excluyentes que siguen negando la ciudadanía de los y las afrodescendientes.

Imprimir Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault