Domingo, 27 Septiembre 2020

logo para cedet

Nuevas formas de esclavitud

POLÍTICA

  • La nueva esclavitud de los afroperuanos: condiciones laborales y autoexplotación

    La nueva esclavitud de los afroperuanos: condiciones laborales y autoexplotación

    Sergio Martín Quispe Contreras (Perú). “El cambio no solo es posible, es inevitable” Anónimo  Los y las afroperuanas han sido una pieza clave en el funcionamiento de la economía peruana desde tiempos de la colonia, desde su llegada al entonces virreinato más grande del continente recién conquistado. Por lo tanto, no se puede explicar la riqueza productiva de las haciendas costeñas peruanas sin el trabajo forzoso de los hombres y mujeres esclavizados, provenientes de la costa occidental africana. La manumisión de la esclavitud en 1854 fue el primer paso para considerar a este grupo sociohistórico como seres humanos, condición que

    Read More
  • La nueva esclavitud Yapatera: comunidad afroperuana frente a los abusos de las empresas agroindustriales

    La nueva esclavitud Yapatera: comunidad afroperuana frente a los abusos de las empresas agroindustriales

    Por Shessira Edita Barranzuela Carrasco (Perú). Con el paso del tiempo, las comunidades afroperuanas nos hemos visto obligadas a lidiar con abusos de toda índole, en este caso me centraré en las formas extremas de explotación que nos sometemos la mayor parte de los pobladores de Yapatera en las empresas agroindustriales, por razones injustas de exclusión, desempleo, racismo, discriminación y falta de oportunidades. Yapatera se ubica a cinco kilómetros del distrito de Chulucanas, Provincia de Morropón, departamento de Piura. Somos descendientes de personas que fueron esclavizadas, de origen malgache, angola y mozambique. En 1884, según archivos y documentos consultados, Chulucanas

    Read More
  • Agricultura y explotación

    Agricultura y explotación

    Por Segundo Agustín Huertas Montalbán (Perú). La agricultura es una de las actividades económicas más antiguas, tiene un orden de importancia tan grande que muchos han llegado a sostener que “si el campo no produce, la ciudad no come”, sin embargo el campesino que no tiene tierra seguirá por siempre trabajando en calidad de peón, con un salario de treinta y cinco soles por una jornada de seis horas durante el día, iniciando la labor desde las siete de la mañana y culminando a la una de la tarde.  Como quiera que en Morropón distrito no hay acueductos ni represas para

    Read More
  • Anotaciones preliminares sobre la Covid-19 y la población afrodescendiente en Colombia

    Anotaciones preliminares sobre la Covid-19 y la población afrodescendiente en Colombia

    Por Oscar Jehiny Larrahondo Ramos (Colombia) y Carlos Augusto Viáfara López (Colombia). Introducción Desde enero, cuando se conocieron los primeros casos de la Covid-19 en Wuhan (China), hasta su llegada a América Latina en marzo, nuestra región se comportaba como espectador, un tanto incrédulo, de lo que se inició como una epidemia localizada y creció rápidamente hasta convertirse en pandemia. Con la aparición de los primeros casos, no se mostraron respuestas institucionales sólidas para contrarrestar lo que hoy es un tema prioritario en las agendas nacionales; América Latina pasó de ser un convidado de piedra a ser el epicentro mundial de la

    Read More
  • Todas as vidas importam ou é só uma tendência falar sobre isso?

    Todas as vidas importam ou é só uma tendência falar sobre isso?

    Todas las vidas importan o es solo una tendencia hablar de ello Por Danielle Almeida (Brasil). Artivista antirracista y por la vida de las mujeres, Master en Ciencias de la Educación (Universidad de Monterrey /México) y especializada en Historia de África y de los Afro-brasileños (Universidad Federal de Minas Gerais e Casa das Áfricas), licenciada en Canto por la Universidad Federal de Pelotas. Há quase cinco meses, a morte que descansava discreta entre as roupas e sapatos de grife começou a derrubar copos, bater portas, assoviar no fundo das consciências. Em razão do Covid-19, minuto a minuto, os meios de comunicação

    Read More
  • Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición

    Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición

    22.08.2009 - Santo Domingo - espacinsular.org La UNESCO confía en que con el Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición, el mundo pueda “conciliar el deber de recordar ciertos hechos del pasado y su obligación de situarlos en su justa perspectiva histórica”. En un mensaje con motivo de la conmemoración, este domingo, el director general del organismo, Koïchiro Matsuura, dijo que la diversidad de las memorias es una exigencia democrática que debe responder a la demanda social e ir acompañada de la búsqueda de referencias comunes. “Podemos lograrlo mediante una educación de calidad y pluridisciplinaria, que incorpore

    Read More
  • 1

Los pueblos afroperuanos y el convenio 169 de la OIT

0
0
0
s2sdefault

Por Antonio Quispe (Perú).

DENOMINACIÓN DE PUEBLO PARA LOS AFRODESCENDIENTES

QUISPEDERECHO A LA VIDA Y A LA DIGNIDAD HUMANA (A LA SALUD, A LA EDUCACIÓN, AL TRABAJO, A LA CREACIÓN CULTURAL, A LA ORGANIZACIÓN ÉTNICA Y AL PLURALISMO JURÍDICO)

En esta oportunidad me corresponde, por solicitud de los regentes de este foro, y por mandato de mi conciencia, exponer en una cuantas líneas, la necesidad de plasmar en realidad nuestro viejo anhelo de ser llamados por nuestro nombre y tratados como tal.

El enunciado que encabeza mi exposición, hace referencia a derechos fundamentales de todos los seres humanos, y que a fuerza de verdad de Perogrullo, hoy, a veinte años de otro siglo, aún debemos luchar por su conquista plena. El derecho a la vida y a la dignidad humana (y a la libertad) han sido derechos esquivos a los afrodescendientes, como lo fueron a nuestros progenitores, hombres libres esclavizados y arrancados de sus naciones de origen, para servir de insumo al crecimiento capitalista europeo.

Los investigadores consideran la esclavitud como punto de partida que define, no solo una condición legal, sino también étnica, referida a las etiquetas sociales, de tal manera que desde el presente se lee como natural la relación entre negro y esclavo (Núñez, 2017).

Y efectivamente, la historia de los afrodescendientes en nuestro país es el recuento de violaciones de nuestros derechos, humanos, más elementales como la vida, la libertad y la dignidad, causados por el racismo estructural, funcional del sistema económico colonial y poscolonial. La exclusión económica, social y política, constituyeron y constituyen moneda corriente para los afrodescendientes de estas tierras, hecho que nos hace altamente vulnerables.

La exclusión social se puede definir como un conjunto de mecanismos estructurales que impiden a ciertos grupos sociales participar plenamente en las esferas económica, social, política y cultural de la sociedad (Valdivia, N. 2007).

La población afrodescendiente en América Latina es una de las más vulnerables, excluidas y pobres del continente (Antón, J. 2009).

Esta condición, invisibilizada por el racismo institucional, ha generado respuestas heroicas en los afrodescendientes del Perú. La creación de palenques y núcleos de resistencia cívico militares, así como la mimetización en procesos sociales impropios, pero funcionales en el viacrucis cotidiano, sumado a la abogacía de sus principales referentes ante la comunidad internacional, germinaron normas positivas que constituyen, hoy por hoy, soportes para un impulso mayor.

En el año 2006, el Congreso de la República crea la Ley N° 28761, que declara el día 4 de junio como el Día de la Cultura Afroperuana; luego en el año 2009, el Poder Ejecutivo dicta la Resolución Suprema Nro. 10 - 2009 – MIMDES: 

Exprésese Perdón Histórico al Pueblo Afroperuano por los abusos, exclusión y discriminación cometidos en su agravio desde la época colonial hasta la actualidad, y reconózcase su esfuerzo y lucha en la afirmación de la identidad nacional, la generación y difusión de valores culturales, así como la defensa de nuestro suelo patrio (Artículo 1).

Luego se han promulgado diversos decretos supremos y resoluciones ministeriales por iniciativa del Ministerio de Cultura, caracterizados por las buenas intenciones de los funcionarios de turno, pero desprovistos de la condición sine qua non de toda política pública: presupuesto.

Lo cierto es que en nuestro país, la conquista jurídica de los afrodescendientes no ha tocado el umbral constitucional, muy a pesar que algunos países vecinos involucraron en sus reformas, la incorporación de derechos expresos a la colectividad afrodescendiente. Ecuador y Bolivia son dos sociedades que posesionaron constitucionalmente el tema afrodescendiente, luego de involucrar a sus ciudadanos en la lucha general de democratización de sus pueblos.

Sin embargo, los afrodescendientes del Perú no hemos arriado banderas en la porfía de hacer explícito nuestros derechos y libertades y al mismo tiempo su pleno ejercicio. Si bien es cierto no existe en nuestra Constitución Política, una mención explícita a nuestros derechos colectivos, es muy cierto también que esta Carta Magna peruana nos brinda las herramientas para acceder al cumplimiento de aquellos. 

Nuestro país es firmante de diversos tratados y convenios internacionales, los mismos que en aplicación del artículo 55º y subsiguientes de la Constitución, forman parte de nuestro entramado jurídico nacional. Para efectos de los derechos afrodescendientes haremos mención de dos instrumentos internacionales fundamentales: la Convención Americana sobre Derechos Humanos, de 1969 y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo de 1989. 

Luego entonces, sí contamos con sustento jurídico que sustente el tutelaje de nuestros derechos individuales y colectivos. Amén de la jurisprudencia en materia de derechos humanos y la frondosa doctrina existente, que conforman el bloque de constitucionalidad que responde al principio de convencionalidad, instituido en el derecho internacional.

El principio o control de convencionalidad, nace como consecuencia de la celebración en 1969 de la Conferencia sobre Derechos Humanos en San José de Costa Rica, con el fin de salvaguardar los derechos esenciales del hombre en el continente americano (Jiménez, J. 2016).

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, en una Sentencia sobre el Caso de la Comunidad Mayagna vs. Nicaragua, del 31 de agosto del 2001, abunda en lo afirmado por nosotros, al afirmar lo siguiente:

La apertura al universo de fuentes de derechos humanos queda patente en la sentencia Mayagna- Awas Tingni que, sobre la base del principio pro homine, nos recuerda el deber estatal de ajustar el goce de los derechos de las comunidades indígenas y tribales conforme al derecho consuetudinario, valores usos y costumbres.

Texto completo aquí.

 

Imprimir Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault