Martes, 27 Octubre 2020

logo para cedet                                     Año 2020. Edición N° 10

TEMA: Deudas de igualdad y el impacto en mujeres afrodescendientes

Yo soy Johan Apolaya

0
0
0
s2sdefault

Hoy en día, somos conscientes que la discriminación y el racismo son temas que se han venido trabajando y luchando en contra de ellos desde hace muchos años para que se acaben. Pero seamos lo más realistas posibles: ¿algún día lograremos vivir en una sociedad sin discriminación? Mi respuesta es sí, no obstante, tengo mis dudas si es que se logrará ese cometido en esta generación. 

Nuestros antepasados afrodescendientes sufrieron décadas de maltrato en contra de ellos, simplemente por su color de piel, por el lugar de donde venían, por cómo hablaban, por sus costumbres y creencias. Aun con todo eso, fueron capaces de abolir la esclavitud, tener derecho a votar, ser reconocidos no solo por su potencial físico, sino también por lo que aportaban culturalmente y en muchas más cosas más. Sin embargo, actualmente se puede decir que vivimos en lo que yo llamo “una hipocresía silenciosa”, pues, aunque seamos libres, seguimos siendo esclavos de una sociedad que muchas veces es retrógrada, machista y poco ética.

Ahora profundizaré en la muerte de George Floyd, no sin antes, recordar que no ha sido el único. Ahmaud Arbery afroamericano fue captado en un video, donde se ve como es asesinado a sangre fría por dos hombres blancos. Breonna Taylor, también afroamericana, fue asesinada en su casa en medio de un operativo policial irregular. Estos hechos fueron reconocidos a nivel mundial y tuvieron un gran impacto en nosotros. 

Dicho esto, el 25 de mayo del 2020 en Minneapolis USA, George Floyd fue asesinado por un policía, el cual mantuvo su rodilla en su cuello alrededor de ocho minutos, lo cual le obstruía la respiración y conllevó a su deceso. Este caso creó una gran conmoción, pues en las grabaciones que recogen los hechos, se observa claramente que la víctima no opuso resistencia alguna y, más de una vez, se le escucha pidiendo que por favor se le dejara respirar. 

Por estos días, se han llevado protestas masivas, personas alzando su voz en contra del abuso policial, el racismo y la xenofobia. 

Desde mi perspectiva, este hecho me dio mucha tristeza, pues me pongo a pensar y se me viene a la mente que pudo haber sido un amigo, un familiar o muy fácilmente yo. De verdad es algo que no se lo deseo a nadie, el tener que vivir sabiendo que, por tener ciertos rasgos o características, se nos trate de forma diferente. Cuantas veces no se han hecho bromas de sonido de monos hacia mi persona, o he vivido situaciones de la vida cotidiana, donde otras personas toman precauciones al verme pasar y me perciben como alguien peligroso; donde por ser negro piensan que no tengo un alto nivel intelectual o que todos los afrodescendientes vivimos en pobreza. 

Por otro lado, espero que un día se acabe el hecho de que la sociedad tome como normal el comparar todo lo malo que sucede con el color negro; que si se refieren a mí, me llamen por mi nombre y no por mi color de tez. Asimismo que no haya necesidad de escribir esto, pues en un futuro, todo el tema de discriminación y racismo, estará erradicado de raíz. Mientras que estemos vivos, depende de nosotros mismos dar ese siguiente paso, educar a nuestros hijos en el saber que todas las personas merecen respeto y deben ser tratadas por igual. Igualmente, si llegamos a ver un acto de discriminación o injusticia, no nos quedemos callados y actuemos frente a este. Pero por sobre todas las cosas, mejoremos cada día como persona, y busquemos el bien para uno mismo y para todos.

Sin embargo, no comparto ciertas actitudes o acciones, que han realizado ciertas personas. No estoy de acuerdo que el protestar por una causa, conlleve al vandalismo y se cree caos en un país. Critico a todas esas personas que se suben al coche, a través de las redes sociales para quedar bien ante los demás. No digo que este mal, pues dentro de todo hacen que el tema se toque, pero para todos ellos, espero que más adelante, cuando se les necesite de verdad y se busque un apoyo de su parte, no sean hipócritas y hagan como si no pasara nada.

Cabe recalcar, que no solo debemos creer que el racismo o discriminación, es solo entre blancos contra negros, o viceversa; es más que eso, debemos luchar por la igualdad de todas las personas: LGTB, el reconocimiento para nuestros indígenas, el mismo trato a nivel laboral para las mujeres, mayores sitios adecuados para personas discapacitadas y un sin fin de problemas, que piden solución desde hace mucho tiempo.

Para finalizar, solo quiero decirles a las personas que lean esto, que mi objetivo es cuestionar: ¿qué de diferente estás haciendo tú por buscar un cambio?, ¿sobre todo lo sucedido hasta ahora, cómo ha impactado en ti e influenciado en tu forma de pensar? No solo estés aquí por moda, pues esto no es un tema en el que estás porque te llamó la atención, pero luego te dejó de interesar. Esto debe ser una lucha constante, para que así un día podamos decir finalmente, que vivimos en un mundo de igualdad, justicia y libertad.

Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault